domingo, 21 de junio de 2009

Los blogs políticos crecen pero con menos visitas que los medios tradicionales

Hoy, 21 de junio de 2009, Día del padre amanecí junto a mis hijos y luego de desayunar me puse a leer los diarios.

Al llegar a La Nación me encontré con una excelente nota en Enfoques. La escribió Laura Di Marco y trata sobre la política en Internet.

Los puntos principales de Política en la Web son:

En la Argentina, pese a la extraordinaria expansión de usuarios de banda ancha y redes sociales, y pese también a que los políticos al fin incluyeron la Web como parte de sus herramientas de campaña, la información política que circula en la Red, los cruces de ideas, los debates, todavía no tienen gran repercusión fuera de ella, ni siquiera ahora, en tiempos de campaña caliente.






Mientras que un blog exitoso puede convocar, en su mejor día, unas 10 mil visitas (aunque el promedio oscila en un rango de entre 2500 y 5000), la versión digital de un medio tradicional llega a traccionar 1.200.000 visitas.

El periodista Gastón Roitberg, gerente de Contenidos de lanacion.com, destaca que, en el último año y medio, las noticias más leídas y más votadas en la plataforma on line de LA NACION son las políticas, y, especialmente, las de opinión política.


El filósofo Miguel Wiñazki , propone otra explicación: "Aquí los blogs políticos tienen menor influencia porque tienen menos trabajo. Tienen escaso valor agregado. Hay pocas noticias en ellos (estoy generalizando, claro) y también el aporte de los lectores es, por el momento, pobre, plagado de opiniones no fundadas y muchas veces agresivas. Más aún: algunos dan toda la sensación de estar construidos sólo para agredir a eventuales adversarios. Cabe presumir en algunos casos que sus autores están rentados por padrinos políticos, que reciben dinero no para informar sino sólo para favorecer a ciertos aparatos, gubernamentales o paragubernamentales, en contra de alguien definido como enemigo estratégico"

Jorge Asís, que empezó con su portal político hace cuatro años, comparte las quejas del universo bloguero sobre lo que siente como una "falta de generosidad" de los grandes medios al no citar, al menos, la fuente de origen de una determinada información. El escritor asegura que muchas noticias de casos de corrupción que involucraron a funcionarios kirchneristas, durante los últimos años, se conocieron gracias a sus páginas.

Roitberg también agrega: "Todavía está mal visto para un periodista de un medio tradicional citar a un blog; muchos suponen que eso, que debería ser una cuestión ética elemental, resulta poco profesional. Todavía nos falta en Argentina un ensamble que conecte ambos espacios, con el medio tradicional linkeando hacia el blog."