martes, 21 de julio de 2009

Diez consejos de comunicación para los gobernantes

Hace algunas semanas recibí un artículo de la revista Dircom sobre qué debe hacer un gobernante para mantener una buena imagen ante sus gobernados। No estamos de acuerdo con muchos de ellos pero bien vale para tener un panorama de los mandamientos de algunos consultores.

Según explican en la revista, algún asesor de un gobernante (no de Argentina) sino de Ecuador, Venezuela, Nicaragua o Colombia, extravió un memorando que alguien hizo llegar al portal con diez consejos para políticos:

1.Ante la crítica, crea cortinas de humo. Cuando la agenda informativa está candente, una de las mejores armas para desviar la atención de la opinión pública sobre aquellos temas escabrosos de un gobierno, es colocar nuevos temas en la agenda pública। Los ciudadanos se desconcentran fácilmente y hasta un partido de fútbol puede hacerles olvidar los conflictos del país.

2. Desprestigiar antes que controvertir.Cuando las críticas sean muy sólidas, apela a tu olfato investigativo para descubrir las indelicadezas de tus contradictores. Y claro, pásalas clandestinamente a los periodistas. Es mejor que ponerse a dar explicaciones que muchas veces no serán claras o completas (a veces ni siquiera serán veraces)

3. Guarda silencio cuando la culpa es grande.Por más que te pregunten sobre aquellas cosas que te incomodan o molestan, mantén la compostura y evita responder. Pídele con toda cortesía al periodista que pase a la siguiente pregunta.

4. Quema a tus subalternos. Los aciertos de un gobierno corresponden al Presidente, Gobernador o Alcalde. Los desaciertos serán responsabilidad de su gabinete. Serán ellos los que deban responder y atender no solo a los periodistas sino también a los organismos de control. Cuando por alguna razón debas asumir una culpa, habla en plural. Utiliza siempre el singular cuando te refieras a los logros del gobierno.

5. Pide a los periodistas que alisten las preguntas para tus respuestas.Recuerda lo que Nixon decía cuando entraba a las ruedas de prensa: Señores periodistas, alisten sus preguntas para las respuestas que vengo a comunicar. No importará que te digan evasor, lo relevante es que antes que escuchar respuestas a los absurdos cuestionamientos, los periodistas y ciudadanos tendrán siempre información sobre tu plan de gobierno y sus logros, y es algo que tendrán que agradecer los electores.

6. Incentiva a los periodistas que te sirven bien. Prémialos con embajadas o al menos con cupos publicitarios. Una alternativa intermedia es que sean los únicos que te puedan entrevistar, eso sí, para que formulen las preguntas para las cuales ya tienes las respuestas. Los demás podrán conformarse con los boletines de prensa o con lo que digas en los discursos. Si por error del jefe de prensa tienes que conceder una entrevista a un periodista crítico de tu gestión, invítalo con respeto a que mejor se vaya para otro país.

7. Llama las cosas por otro nombre. Recuerda que todas las cosas tienen diferentes perspectivas. Un asesinato puede ser un falso positivo. Suena mejor así. Es mejor no impactar negativamente a la opinión pública ni alarmarla innecesariamente.

8. Miente hasta donde puedas (o al menos niega que lo sabías). Siempre quedará la posibilidad de que puedas decir que las cosas sucedieron a tus espaldas. PD: Busca otro argumento porque este, infortunadamente, ya lo “quemó” un expresidente en Colombia. No sabes de chuzadas, no sabes de desfalcos, no sabes de corrupción, no sabes de persecuciones, no sabes de trapisondas. Pero asegúrate de conocer muy bien los antecedentes de tus opositores.
9. Utiliza las encuestas a tu favor. Cuando no haya algo positivo en ellas, mejor no las divulgues. Pero siempre habrá algo que puedas mostrar para que los ciudadanos se convenzan de que su gobernante es el mejor, el más querido, el que más sale en la prensa, el que más hace por sus ciudadanos, el que más quieren los reelectores.

10. En situación extrema, la culpa es de tu antecesor. Si todo lo anterior falla, lo mejor es echarle la culpa al anterior gobernante”.

1 comentario:

Comentarios y sugerencias