miércoles, 1 de julio de 2009

Durán Barba: “Era fácil ganarle a Kirchner”

Con el riesgo de ser nuevamente llamado por un jefe y amigo “estás muy kirchnerista” quiero confesar que, luego de las elecciones, me resultó muy sorprendente observar como la mayoría de los analistas, periodistas y políticos parecen dar por acabado a quién hasta ayer era el rival a vencer y uno de los hombres con más poder político.

Con el ex presidente, Néstor Kirchner, lo que está sucediendo es algo casi futbolero. Con Kirchner sucede como esos equipos que ganan siempre y, por ese motivo, todos están esperando que en algún momento pierda. (Estoy tratando de no decir como Boca Juniors).

Ahora bien como hablaba con un periodista de Santa Cruz es un tanto prematuro afirmar que se acabo lo que denomina "el modelo kirchnerista” porque resulta extraño que un equipo deje de existir luego de perder por primera vez “una final”.

Siendo hincha de River tengo la horrible amargura de tener que escribir y comparar con lo que sigue. Me hace acordar a cuando Boca juniors dirigido por Carlos Bianchi perdió la final de la Copa Libertadores por penales con el Once Caldas de Colombia. Muchos pensábamos que comenzaría la debacle de Bianchi y que no ganarían más. Lamentablemente, para los hinchas de River, no fue así.

También en aquél momento, como sucede con Néstor Kirchner al que ahora critican por no mencionar a su vencedor, recuerdo que se le reprochó a Bianchi porque no fue a buscar la medalla del segundo puesto ya que argumentó "de manera soberbia" desconocer ese sistema.

En definitiva lo que me interesa plantear como consultor político (y no de primer nivel como los que escriben diariamente ) es que me parece un tanto apresurado hablar de un final del ex -presidente y mucho peor, con el resultado puesto, decir que “era fácil ganarle a Kirchner". Sabemos que Durán Barba ha venido ganando en nada menos que la Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires pero algo que aprendí de las campañas que me toco participar y algo que le dije alguna vez a mi amigo y jefe que hoy me llama kirchnerista es que nunca hay que subestimar al rival.

“No era tan fácil ganarle a Massa. Sí a Kirchner, y más si ponía a Scioli y otros dirigentes en la lista usando un estilo autoritario. Para Francisco de Narváez enfrentar a Kirchner le aseguraba el éxito”, dijo Durán Barba en una columna para el diario Perfil .

Cuando le comenté a un periodista amigo la frase de Durán Barba con mucho sentido común me respondió: “Pero si era tan fácil para que De Narváez gastó más de 40 millones en campaña”.