miércoles, 30 de septiembre de 2009

Medios omiten que The Wall Street Journal califica de “izquierda” al Gobierno

El conflicto gremial en Kraft llegó a las páginas de The Wall Street Journal. El diario estadounidense publica hoy una nota en la que da cuenta de la disputa laboral en la empresa y en ese sentido dice que el mismo “coloca al Gobierno de izquierda ante un dilema”.

En ese sentido se lo presenta en la bajada del artículo del diario estadounidense: “Kraft Workers' Case Prompts Protests, and Puts Leftist Government in a Dilemma as Ties to Unions Fail to Calm Demonstrations”. En el cuerpo de la nota también se afirma que “The labor unrest is a big headache for leftist President Cristina Kirchner”.

Ninguno de los diarios argentinos destacó en sus artículos la calificación como Gobierno ni presidente "de izquierda" que se coloca en el periódico norteamericano nada menos que en la bajada.

Lanación.com tituló que “The Wall Street Journal refleja la preocupación por el aumento de los conflictos gremiales”. En la bajada prefiere destacar que el diario estadounidense da cuenta del reclamo en la empresa y de la proliferación de protestas callejeras, que compara con las de 2002. "El malestar laboral es un gran dolor de cabeza para Cristina Kirchner", afirma el matutino.



Perfil.com en cambió tituló “The Wall Street Journal: Kraft es un “dolor de cabeza” para el Gobierno”. Y agregó que “El diario estadounidense analiza el caso de la ex Terrabusi y el aumento de la conflictividad gremial y social en el país.

En tanto Ambitoweb señala que “Para Wall Street Journal, el conflicto en Kraft recuerda a los piquetes de 2001”. También en el cuerpo de la nota de Ámbito no aparece ningún análisis a la calificación de izquierda que se le atribuye al Gobierno de Cristina Kirchner.

Por último el portal Infobae.com destaca sobre un “Crítico reporte en The Wall Street Journal sobre la crisis en Kraft”. También completa que “el prestigioso diario norteamericano analizó el conflicto gremial y destacó la existencia de "preocupación" en el ámbito empresario de la Argentina por los desbordes en las protestas.

lunes, 28 de septiembre de 2009

La oposición y la noticia como reflejo de la realidad

Desde hace varios meses, algunos dirigentes de la oposición parecen ser partidarios de la tesis que afirma que los medios de comunicación sólo “reflejan la realidad” y en ese sentido también critican al Gobierno de Cristina Kirchner por querer "negarla y ocultarla".

En esa dirección el presidente del Bloque de la UCR en la Cámara de diputados de la Nación, Oscar Aguad, dijo que “el Gobierno tiene esa rara habilidad, que forma parte de algunas psicopatías, de negar los hechos, negar la realidad” y arremetió que “ el Gobierno crea la sensación de que estamos en un mundo cuando, en realidad, estamos en otro. Es una simulación de la realidad".

Miguel Rodrigo Alsina considera a la noticia como construcción social de la realidad producida institucionalmente y que se manifiesta en la construcción de un mundo posible. Alsina se diferencia de las visiones que consideran a la noticia como espejo de la realidad ya que, a su entender, desde el mismo momento en que los periodistas eligen cómo contar/ narrar un hecho y que fuentes utilizar estamos en presencia de la construcción y no del reflejo.

Lejos quedaría también la idea de la actriz Norma Aleandro sobre periodistas que no son partidistas y que simplemente “tratan de mostrarnos la realidad”. Sin darse cuenta, como bien afirma la actriz en otro tramo de una entrevista realizada por Magdalena Ruiz Guiñazú, siempre lo hacen según “su saber y entender” y en ese sentido podemos afirmar que también construyen la noticia.

En cambio la diputada Silvia Vázquez (Forja) no sólo criticó a los medios, sino que también incluyó a los editorialistas: "Les pedimos que confiesen cuál es su línea editorial, su ideología y los intereses que defienden". En ese sentido también expresó su opinión sobre la construcción de la realidad: "Nunca vi tanta distancia entre lo que el ciudadano vive como realidad y lo que supone que es su realidad a partir de los medios".

Por último otro legislador que abogó por la tesis de noticia como reflejo de la realidad fue Francisco De Narváez (Unión-Pro). "Como Néstor y Cristina Kirchner son incapaces de cambiar la realidad quieren que los medios digan ahora que no hay pobres, que los precios no aumentan, que hay créditos baratos y viviendas para todo el mundo y que la Argentina es un país seguro".

martes, 22 de septiembre de 2009

El oficialismo debe limitar la publicidad negativa

No se sabe quienes fueron los que lo diseñaron pero a esta altura no parece ser una buena estrategia comunicacional ni política enfrentar al Grupo Clarín atacando a diputados de la oposición con publicidad negativa.


Como señala Gustavo Santiago la publicidad negativa se lleva a cabo mediante la alusión (que busca mediante segundas intenciones descargar un ataque contra el adversario); la comparación ( que intenta revelar el contraste entre los méritos del candidato propio respecto del adversario) y el ataque frontal (dirigido hacia el adversario o hacia su partido político

Consideramos que no es necesario porque como muy bien lo definió Jorge Fontevecchia ,CEO de Editorial Perfil, Kirchner ya logró infligirle al Grupo Clarín una “seria derrota” al establecer en todos los ciudadanos que “Clarín adecua su visión de la realidad a causas extraperiodísticas y extraideológicas”.

No es necesario caer en la publicidad negativa ni en el fanatismo futbolero para demonizar a la diputada radical Silvana Giudice. Hoy, el microcentro porteño amaneció empapelado con afiches contra la presidenta de la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara Baja y una de las principales voces opositoras contra la ley impulsada desde el kirchnerismo. Bajo el lema "Empleada del mes", los carteles, sin firma, muestran una foto de Giudici en un retrato con el logo de Clarín, similar a los que pueden verse en los locales de McDonald's. "



El uso de la publicidad negativa sirvió antes de la votación de la Cámara de Diputados cuando se pegaron cientos de carteles con acusaciones contra el director de Relaciones Externas del Grupo Clarín, Jorge Rendo. Jugando con el apellido del directivo resaltado en rojo, el texto mencionaba la aparición de “algo horrendo en el Congreso”. De esa manera, aludieron a una supuesta acción para “convencer” a legisladores para que no acompañen la norma que impulsa el gobierno de Cristina Kirchner, a dos días de que comience el debate formal sobre el texto de la ley.

Es necesario que quienes comunican entiendan que la votación en Diputados fue positiva, terminó la semana pasada y, en consecuencia, deberían empezar a focalizar en lo que pasa en el Senado.

No se entiende para qué (cuando aún se necesita la aprobación en el Senado de la Nación) generan hechos que al único que pueden beneficiar en este momento es al sujeto que se lo critica en el afiche. Los que ganan deben celebrar y listo. La publicidad que mezcla el ataque y la “cargada” es más para el fútbol y lo único que logra, más allá de la humorada, es trivializar un tema muy importante como es la Ley de servicios audiovisuales.

Por otro lado habilita el discurso opositor político-mediático recurrente en decir que “se ataca al que piensa distinto”. Además le otorga importancia al accionar de un sujeto político que siempre recibe con los brazos abiertos hechos de este tipo para poder comunicar.

Con respecto a lo último cualquier consultor político le diría a Silvana Giudice que opte por la estrategia de victimización y hable de ataque a la libertad de pensamiento. Todo analista sabe que mostrar un político en actitud de víctima pero con la valentía para defenderse genera simpatía ya que la gente siempre tiende a ponerse del lado del más débil.

¿Qué necesidad tiene el Gobierno cuando logró la aprobación de la mayoría de la sociedad de cambiar el rol de sujeto atacado por la mayoría de los medios al de atacador? Como bien dijo Fontevecchia el propio Clarín en su desesperación se ocasionó aún más heridas al pasarse a una actitud opositora fanática, plagada de adjetivos y evidente.

El actual es un momento en que el Gobierno debería jugar con la desesperación del adversario y no generar hechos que contribuyan a avalar la tesis del ataque a la prensa o a la libertad de expresión. Ya no debería hablar más de lo que paso en la Cámara de Diputados y concentrarse en lo que viene. El resultado fue el esperado y no es necesario generar hechos que bien aprovechados por la oposición puedan influir en quienes todavía tienen que votar en el Senado de la Nación.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Nueva ley de radiodifusión: la opinión de los diputados y senadores dueños de medios

Esta semana la Cámara Baja le dio media sanción al proyecto de Ley de medios Audiovisuales y se espera que el 7 de octubre próximo se sancione finalmente en el Senado de la Nación.

Algunos Diputados y Senadores de la Nación tienen algunas vinculaciones accionarias con diferentes medios de comunicación. Entre ellos se encuentran los diputados Francisco De Narváez (Unión- Pro) y Pedro Moroni (UCR-Santa Fe). También los senadores Guillermo Jenefes (FPV- Jujuy) y Juan Carlos Romero (Pj-Salta)


A continuación las votaciones y las opiniones de los involucrados:

Francisco De Narváez (Unión- Pro).

No votó pero se manifestó en contra del proyecto. “Está en juego la libertad de prensa (…) si Néstor Kirchner está tan interesado en la ley, que él sostenga el debate después del 10 de diciembre. (…)esta ley que tiene media sanción afecta a todos los argentinos, no solamente a los que trabajan en los medios o a los propietarios de medios.Es gravísimo. Cuando se deja de poder expresar la opinión, a favor o en contra de lo que uno crea, se condiciona la vida cotidiana de los ciudadanos", opinó De Narváez.

De Narváez es accionista de America TV y fue denunciado por el titular del Comfer, Gabriel Mariotto, por no haber declarado que es socio de Vila y Manzano en la empresa que posee la licencia del canal.

Pedro Moroni (UCR-Santa Fe).
No votó porque su bloque decidió irse del recinto pero había dicho que la ley era un “mamarracho”.

En su momento el legislador explicó sus propiedades: “Soy accionista de televisión y radio en el norte de Santa Fe, en San Guillermo. Nuestro cable tiene 1.200 abonados. Soy político desde hace 37 años, tengo medios desde hace 25. Yo puse un canal de cable donde nadie ponía cable. No pienso excusarme. Tengo todo declarado, no como otros que recurren a testaferros”, subrayó Moroni.

Guillermo Jenefes (presidente de la Comisión de Medios de Comunicación y Libertad de Expresión del Senado).

El jujeño es presidente de Radiovisión, un grupo multimedia que en su provincia controla el Canal 7, la radio AM 630, la FM 97.7, Radio Perico, Radio Libertador y Codivisión, una prestadora de servicios por UHF. El senador le dijo a Crítica que “no piensa excusarse”, ya que considera que su actividad es igual a cualquier otra. También, aclaró que la empresa tiene 40 años de vigencia y que es propiedad de los padres de su esposa, de apellido Quevedo.
Según el sitio Urgente 24 “una alta fuente del Senado dice que como esta ley no afecta sus intereses, (Jenefes ) terminaría votando a favor”

Juan Carlos Romero (Pj –Salta)
Viene votando en contra del Gobierno y adelantó que “no piensa excusarse del debate por el hecho de ser dueño de medios de comunicación”

En su provincia la familia Romero es propietaria del Grupo Horizontes S.A. Ahí se encuentra el Canal 11 de la provincia, la AM 840, de Radiodifusora Salta, y el diario El Tribuno, que se expandió a una edición en Jujuy.

lunes, 14 de septiembre de 2009

La oposición y el lunfardo: “Echegaray es un salame”

El diputado justicialista disidente Felipe Solá criticó el operativo de la AFIP a Clarín realizado la semana pasada. Consideró que el titular del organismo, Ricardo Echegaray "es un mentiroso o es un salame" por haber dicho que no dio la orden para que se llevara adelante la inspección.
Según el diccionario de lunfardo de José Gobello se entiende por salame a la persona que es tonta. Según el sitio clubdetango.com salame es un tipo torpe y tonto.Generalmente el primer novio que traía la nena a la casa era considerado un salame y como tal era tratado hasta que se ganaba la confianza y la simpatía de los hermanos.
En tanto un salamín es un tipo atrofiado, irreflexivo, olvidadizo

También el diccionario de la Real Academia Española señala que se utiliza en Argentina y Uruguay de manera despectiva y coloquial para referirse a una persona tonta y de escaso entendimiento.
Además el ex Gobernador de la provincia de Buenos Aires dijo, tras la desmentida de Echegaray que "entonces pasamos a pensar que lo que había sido una amenaza, había sido en realidad un 'blooper'; pasamos de un país con posibilidades de violencia, a un país de neorrealismo italiano, (como) una comedia con Vittorio Gassman, o de Dino Risi".

viernes, 11 de septiembre de 2009

El lunfardo de Aníbal Fernández para referirse al tema Afip-Clarín

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, afirmó esta mañana que el operativo realizado por la AFIP en empresas del Grupo Clarín fue "una operación política para perjudicar al Gobierno".

En ese sentido el ex Ministro de Justicia volvió a recurrir al lunfardo para referirse al Grupo de Ernestina Herrera de Noble. Al entender de José Gobello el lunfardo es un repertorio de términos traídos por la inmigración durante la segunda mitad del siglo pasado y hasta la primera gran guerra, y asumidos por el pueblo bajo de Buenos Aires, en cuyo discurso se mezclaban con otros de origen campesino, y quechismos y lusismos que corrían ya en el habla popular, conformando un léxico que circula ahora en todos los niveles sociales de las “repúblicas del Plata”.

TENER CORONITA. Es un argentinismo que se usa generalmente en forma irónica para significar que alguien tiene o cree poseer algún privilegio.

BANCÁRSELA
. Según el diccionario de Lunfardo de José Gobello proviene del uso popular para hacer referencia a soportar y/o tolerar a alguien o algo.

El jefe de ministros hoy dijo que "Clarín no tiene coronita y si se dispusiera una inspección integral tendría que bancársela como cualquier hijo de vecino". En ese sentido el funcionario le dice a Clarin que, por más que crea tener privilegios, es igual a todos y en consecuencia deberá tolerar la investigación de la AFIP como cualquier ciudadano del país.

HACER UNA PANTOMIMA. Según el diccionario de la Real Academia Española significa “comedia, farsa, acción de fingir algo que no se siente”.

También Fernández en declaraciones radiales, aseguró que el Gobierno va a "investigar a quienes pagaron para hacer esta pantomima". De esa forma, el funcionario ratificó que el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, no dispuso la realización del operativo y que el hecho fue una farsa.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Para Perfil Kirchner ya “derrotó” a Clarín

En un interesante análisis Jorge Fontevecchia ,CEO de Editorial Perfil, señaló que Kirchner ya logró infligirle al Grupo Clarín una “seria derrota” al establecer en todos los ciudadanos que “Clarín adecua su visión de la realidad a causas extraperiodísticas y extraideológicas”.


En la nota titulada Tristeza que se publicó hoy domingo Fontevecchia también explicó que los motivos de la derrota se deben a la pérdida de “pragmatismo” del CEO de Clarín, Héctor Magnetto:

Sobre el fútbol
“El Magnetto de siempre no hubiera dejado a Grondona irse con el contrato de la televisación de fútbol, ni que un gobierno llevara al Congreso una nueva Ley de Medios. Hubiera negociado y entregado lo que fuera necesario, como siempre hizo, para ser el ganador final de la partida

Muchas derrotas por apostar a que Kirchner vaya preso
“Porque aunque logre que Néstor Kirchner dentro de dos años sea encarcelado por su injustificable fortuna, hacia allí apunta todos sus cañones, eso no sería un triunfo para el Magnetto de siempre porque en el camino habría perdido los derechos del fútbol, el monopolio del cable y –quizá– la mitad del capital de toda su empresa (en los últimos 20 días el valor de Clarín en la Bolsa se redujo el 30%). El Magnetto de siempre hubiera contribuido, a su debido tiempo, al encarcelamiento de Kirchner sin tener que dejar pedazos del cuerpo del Grupo en el campo de batalla”.


La pérdida del capital simbólico
“Otro capital que Clarín se está consumiendo en este enfrentamiento (desde mi óptica personal, el más valioso) es el capital simbólico. Lo material se puede reconstruir pero el prestigio, la credibilidad y más aún la autoridad, una vez que se pierden, no se recuperan más.(…) en el pasado sólo los políticos y los periodistas sabíamos que Clarín acomodaba su línea editorial en función de sus intereses comerciales. Kirchner ya logró infligirle al Grupo una seria derrota al establecer en todos los ciudadanos que Clarín adecua su visión de la realidad a causas extraperiodísticas y extraideológicas”

Clarín “desesperado” responde con la estrategia de Kirchner
“Pero en lugar de responder con aplomo tratando de minimizar los daños, como corresponde a quien es y se debe sentir fuerte, el propio Clarín en su desesperación se está ocasionando aún más heridas al pasarse a una actitud opositora fanática, plagada de adjetivos y evidente hasta para el más iletrado de los argentinos, después de haberse destacado durante años por un oficialismo inequívoco.
“El ciudadano común también se da cuenta de esa sed de revancha de Kirchner .Pero Clarín se comporta igual y, arrastrado por la lógica y el método kirchneristas, responde vengativamente. Así, si Néstor Kirchner fuera a la tumba política, se podría terminar llevando en su cajón a la mitad de Clarín con él”

martes, 1 de septiembre de 2009

Los medios atacan como partido político y se defienden con la libertad de prensa

El periodista Eduardo Aliverti el sábado a la mañana en un editorial del programa Marca de Radio hizo referencia al tratamiento periodístico sobre el nuevo proyecto de Ley de Medios Audiovisuales. A continuación las principales ideas que, a nuestro entender, surgen de los párrafos de la nota titulada Tres al hilo:

Leer el proyecto
“Los que odian y los que aman al kirchnerismo no quieren escuchar nada de nada y se oponen o apoyan desde el prejuicio incondicional. Y quienes intuyen que deberían tener una mirada más o menos parecida a lo equidistante, porque no confían ni en los unos ni en los otros, coinciden con los demás en que no leyeron ni una mísera línea del proyecto”.



26 años con una ley de la dictadura
“Por lo menos pongámonos de acuerdo en que, en política, es impresionante que después de 26 años se haya podido presentar un proyecto de radio y tele que sustituya al de la dictadura. ¿Porque, o sólo porque, los K libran una guerra individual contra Clarín y viceversa? No: porque después de 26 años siguió habiendo quienes aprovecharon cada hendija, cada oportunidad mediática, cada mesa redonda y conferencia y charla y congreso sobre comunicación que parecían inútiles, cada afiche, cada entrevista, cada declaración personal o institucional, para llamar la atención sobre el bochorno de que no se pudiera derogar la ley de los milicos” (…) “Dicen que esto no se puede aprobar contrarreloj y tienen razón. Pero es que hace 26 años que no es el momento. 26 años. Toda nuestra vida en democracia hace que no es el momento, miserables”

Las campañas de los medios
“Se cae en una lógica binaria espantosa, que preconcibe buenos y malos absolutos, descontextualizados. Y su efecto –más allá o más acá de las increíbles campañas de los medios– es entre otros el espectáculo deplorable a que asistimos por estas horas, sobre todo en las radios, con gente que putea a los gritos sin tener ni la más remota idea del objeto de estudio¿Qué tiene esa gente en la cabeza? ¿Imagina que una ley habilitará exiliar periodistas? ¿Piensa que arriba la Gestapo o el zurdaje que preocupa a Mirtha, y que los medios serán ocupados por monstruos orwellianos que pingüinizarán la vida cotidiana? Como sea, la batalla no se libra con los (tal vez) representativos sino con los significativos. No es Doña Rosa la que define”.

El contenido del proyecto
“No hay hasta ahora una sola crítica técnica a la propuesta. Ni una. Y es que, si la hubiera, en lugar de anclar el cuestionamiento en razones de política (de negocios) y temor al apriete de los grandes grupos mediáticos, habría serias dificultades para oponerse. Repasemos algunas preguntas. ¿Cómo se hace para estar en contra de reducir en más de un 50 por ciento la cantidad de licencias de radio y tevé que puede operar un mismo licenciatario? ¿Cómo se cuestiona que un tercio del espectro pueda pelearse para el sector público no gubernamental? ¿Cómo se enfrentan a que un mismo grupo no pueda disponer de las redes tecnológicas, la producción de contenidos y su distribución? ¿Cómo se las ingenian para denostar un convite que recoge grandes porciones de legislación estadounidense y europea, y definido como ejemplaridad mundial por el Relator de las Naciones Unidas para la Libertad de Expresión? ¿Cómo hacen? Está claro cómo hacen: hablan a la bartola de un ataque a la prensa, no contrastan ni siquiera un proyecto alternativo, esparcen que el país está incendiado. A esta altura ya no se sabe quién fue el autor de la frase porque es atribuida a unos cuantos, pero eso no invalida su solidez: atacan como partido político, y se defienden con la libertad de prensa”.


LA FRASE EN LA NOBLE ERNESTINA
En el libro La Noble Ernetina, el periodista Pablo Llonto incluye la frase del título de nuestro artículo y se la atribuye, en la página 207, al caudillo de Entre Ríos Cesar “Chacho”Jaroslavsky.

En el capítulo sobre política Llonto hace referencia a la relación del diario Clarín con el Gobierno de Carlos Menem. En ese contexto el periodista afirma que los peronistas entonces recordaron “un viejo consejo” que les había dado el entrerriano: Hay que cuidarse de ese diario. Ataca como partido político y si uno le contesta se defiende con la libertad de prensa”.

Con respecto a lo anterior es interesante releer a Héctor Borrat en su artículo El periódico, actor del sistema político donde dice que los diarios "son actores políticos" que afectan "la toma de decisiones" del sistema político.

Borrat explica que “si por actor político se entiende todo actor colectivo o individual capaz de afectar el proceso de toma de decisiones en el sistema político, el periódico independiente de información general ha de ser considerado como un verdadero actor político. Su ámbito de actuación es el de la influencia, no el de la conquista del poder institucional o la permanencia en él. El periódico pone en acción su capacidad para afectar el comportamiento de ciertos actores en un sentido favorable a sus propios intereses: influye sobre el gobierno, pero también sobre los partidos políticos, los grupos de interés, los movimientos sociales, los componentes de su audiencia” .