domingo, 4 de abril de 2010

Jefe de Prensa de De Narváez vs Durán Barba

Mariano Mohadeb, Jefe de prensa de Francisco De Narváez, criticó duramente al consultor político ecuatoriano Jaime Durán Barba en una columna de opinión que publicó hoy el diario Perfil bajo el título de ¿En nombre de quién habla?

La nota de Mohadeb es en respuesta a una columna que escribió Jaime Durán Barba para el mismo medio el domingo pasado. La misma llevó por título Ahora, De Narváez se equivoca y básicamente la idea de la misma era decir que el Colorado no podía ser candidato a presidente por su condición de colombiano.

Es interesante leer la nota de Durán Barba porque en los primeros párrafos donde describe el éxito de la campaña de junio (de la que él fue parte) habla de De Narváez como Francisco pero a la hora de la critica recurre al apellido del colorado.

Es triste observar que por buscar una candidatura inconstitucional e imposible, De Narváez esté destrozando todo lo que consiguió para posicionarse como un líder identificado con el futuro del país y del continente”, dice Durán Barba en uno de lo párrafos.

Más tarde el consultor ecuatoriano advierte: “Si continúa por ese camino, cuando las instancias legales dictaminen lo obvio, tendrá que volver a la provincia de Buenos Aires para competir por una candidatura a gobernador, dentro del Partido Justicialista. Intentará encabezar a quienes el General llamaba “cabecitas negras” pero se ve desde lejos que hay otros dirigentes peronistas que encarnan mucho mejor ese perfil”.

Mariano Mohadeb, en la nota de hoy, afirma del consultor político ecuatoriano:

“No es reconocido ni como tratadista ni como jurista, de modo que sus interpretaciones respecto de la Constitución argentina y la actitud que puedan llegar a tener los magistrados de nuestro país tienen la misma validez que los dichos de cualquier otra persona. Es más, resulta altamente probable que muchos sepan más que él de la política de nuestra Patria, por propia experiencia ciudadana, sin que esto implique desconocer los saberes académicos y empíricos del consultor”.
“Durán Barba evidencia un importante grado de desconocimiento, soberbia y narcisismo, propio de quienes convierten sus conjeturas en verdades absolutas, irreprochables e incontrastables. Sus últimas afirmaciones (…) se asemejan más a las de un militante o dirigente de un determinado espacio político que a las palabras de un asesor en comunicación estratégica”.

No se entiende por qué teme que De Narváez sea “candidato” a presidente. Tal vez, Durán Barba actúa como portavoz de quienes, mediante un doble discurso, dicen: “De Narváez no puede ser candidato”, cuando lo que quieren decir, en verdad, es: “¡Cuidado, que si es candidato nos gana!”.

En diversas apariciones mediáticas, el señor Jaime Durán Barba pretendió atribuirse méritos del último resultado electoral en la Argentina, sin tener siquiera la modestia de saber que un consultor sólo es un consejero (y en su caso, nunca fue el único, ni el primero, ni el último).(…) Sería bueno que cuando un consultor contratado se dirige a la opinión pública en general sincere desde qué lugar lo hace, a los efectos de no engañar a quienes no están advertidos y creen que se trata de las palabras de un experto imparcial o independiente” .

“No corresponde que un consultor critique a un dirigente simplemente porque no les ha prestado importancia a sus sugerencias. Tampoco corresponde que revele tácticas o estrategias (actuales o pasadas) de las que es o fue en alguna medida partícipe en ámbitos más reservados. No voy a extenderme aquí en el consabido respeto a ciertas normas de confidencialidad cuando se asesora a alguien en cualquier materia. Se trata de un bien preciado que siempre debe imponerse por sobre todas las cosas, al momento de las eventuales referencias que los consultores puedan hacer sobre sus clientes, algo que el señor Jaime Durán Barba parece haber olvidado u omitido adrede”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios y sugerencias