martes, 4 de mayo de 2010

En su lucha contra el Gobierno, Clarín sumó al periodista santacruceño Juan Cruz Sanz

El domingo por la mañana en mi lectura habitual de diarios me desayuné que el título de tapa del diario Clarín fue Antonini: tenían una oficina para las coimas.


No me llamó la atención que Clarín nuevamente emprendiera contra el Gobierno en su portada pero si que hubiera conseguido una textual de Antonini Wilson ya que el empresario venezolano sólo había hablado con el periodista Juan Cruz Sanz en el programa Le doy mi palabra que conduce Alfredo Leuco por Canal 26.

La sorpresa fue que cuando me metí en cuerpo del diario me encontré que quién firmaba la nota que llevó nada menos que las páginas 3 y 6 no era otro que el periodista Sanz. Automáticamente se me vino a la cabeza Héctor Magnetto y la frase No hay pero astilla que la del mismo palo. No porque Sanz haya sido un periodista oficialista que luego se arrepintió y empezó ha escribir mal del kirchnerismo sino por su origen santacruceño.

La incorporación de Sanz a Clarín no es casual ya que con sólo 24 años este riogalleguense se transformó en uno de los periodistas que “más daño” le ha causado al kirchnerismo. Desde Perfil, Le doy Mi palabra y su blog, Sanz denunció al Gobierno en numerosas oportunidades. También sus notas fueron levantadas por una de las páginas web más leídas de la Patagonia como Opi Santa Cruz.

Es un hecho objetivo que fue Sanz el que desde las páginas de Perfil denunció y criticó el accionar de del kirchnerismo en Santa Cruz y el país. También es un hecho objetivo que más allá de las caídas que Clarín tuvo en las ventas sigue siendo el diario más leído y, en consecuencia, lo que escriba Sanz tendrá mayor repercusión en la gente y sobre todo en la agenda mediática que las que tenía en Perfil.

Héctor Magnetto, Ceo del Grupo Clarin, conocía la trayectoria de Sanz y sabía de las denuncias que Perfil hizo en su momento de represalia en Santa Cruz contra la familia del periodista. Un estratega como Magnetto conoce la ira que esa incorporación puede generar en el mundo K.

También se me viene a la cabeza el libro las 48 leyes del poder y numerosos artículos vinculados a la disputa de espacios . En toda esa lucha uno de los dueños de Clarín sigue dando batalla desde lo simbólico y lo concreto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios y sugerencias