sábado, 24 de julio de 2010

La Nación denuncia que Timerman viola el derecho a recibir información

En un artículo de hoy el diario La Nación sugiere que el canciller Héctor Timerman viola el Derecho a la Información. Especialmente la parte que consagra el Pacto de San José de Costa Rica sobre la libertad de recibir información.

El artículo del periódico señala que el acceso a la información es limitado y que se reduce al sólo uso del Twitter como única vía de comunicación.

El diario acusa a Timerman de:

“Llevar al extremo la lógica de la comunicación 2.0”

“Utilizar a Twitter como la única vía por la cual se puede obtener información oficial sobre su actividad y la del ministerio”

“No tener vocero y no difundir información de la más elemental (como el horario de una reunión oficial) a periodistas desde a Dirección de Prensa de Cancillería”

“No ofrecer entrevistas ni conferencias ni enviar comunicados”.

TIMERMAN FUE ELEGIDO POR PERFIL COMO EL TWITTERO DEL MES
Algo de verdad parece haber en el artículo del diario La Nación ya que el canciller fue elegido por Perfil como el twittero del mes.

Hector Timerman en su biografía twitera se define como funcionario del Gobierno Nacional y Popular de Cristina F. de Kirchner . Sólo sigue a72 personas pero tiene a 7,463 seguidores . Escribió 1136 tweets.
Hace unos dias en Perfil.com lanzaron “el diario de Twitter” bajo el site http://140.perfil.com/ . Es muy buena la ilustración sobre Twitterman realizada por Pablo Temes.

domingo, 18 de julio de 2010

Escuchas: un silencio activo de la oposición comunicó que no apoya a Macri

Todos los que alguna vez hicimos radio y aún más los que hemos tenido la suerte de pasar por la Escuela Terciaria de Estudios Radiofónicos (ETER) sabemos la fuerza que tiene en la comunicación el silencio.

Como bien explica José Ignacio López Vigil no hay que confundir bache con silencio. En radio hay algunos que lo promueven como la cuarta voz radiofónica porque las pausas suelen estar cargadas de sentido.

Sin embargo López Vigil señala que una pausa aislada, sin contexto, no significa absolutamente nada. Y esto último, lo del contexto, me gustaría subrayarlo para mirar de cerca las reacciones y posiciones políticas que hubo esta semana con respecto al denominado caso de “escuchas ilegales”

En este marco el silencio de la mayoría del arco opositor significó: “aprobación por el fallo”. Por ejemplo los memoriosos pueden comparar y destacar que no hubo una fuerte reacción como sucedió en el caso de Francisco De Narváez el año pasado.
El silencio en este tema tampoco es indiferencia ni pasividad sino parece decir “no acompañamos tu explicación sobre que esto es una persecución política . Aquí la ausencia de voz es jugar activamente desde lo político e impulsar acciones. Prueba de ello son el apoyo de la Coalición Civica y la UCR de la creación de una comisión investigadora.


Uno de los que percibió claramente este mensaje fue Federico Pinedo, jefe del bloque Pro en la Cámara de Diputados de la Nación: “Hay dos tipos de opositores: los que están preocupados por que un grupo de jueces del poder, policías y espías se carguen un gobernador, y los que aprovechan la debilidad del adversario para comerle los riñones. El plato que les ofrece Oyarbide es muy tentador", dijo. 

Desde lo simbólico en este contexto justamente, aunque lo verbalizan, tienen mucha menos fuerza los mensajes con pedidos de destitución desde Proyecto Sur y Anibal Ibarra. En ambos casos algo más que previsible.


 De la oposición al Gobierno Nacional la voz que más se hizo escuchar para apoyar a Macri fue la de Eduardo Amadeo del Peronismo Federal: "Quien agrede a Macri le hace el juego a Néstor Kirchner, aunque se diga opositor", expresó.

domingo, 4 de julio de 2010

La falta de sombrero negro y el "todos sabemos comunicar" crece en los Gobiernos

Porque pocos están dispuesto a decir que no o porque hay un exceso de asesores partidarios en los más de 10 años que me ha tocado participar en comunicación política he encontrado que suele predominar ,especialmente en comités de campañas y en las organizaciones, la insuficiencia de sombrero negro y el “todos sabemos” de comunicación.


En esa dirección hace un tiempo escribí el artículo Plagio: sombrero negro y Approbo para Das Neves. En el mismo señalaba que “el candidato siempre tiene un círculo íntimo (generalmente integrado por sus secretarios, jefe de campaña, familiares, etc.) que más allá de los especialistas contratados son a los que el político termina escuchando”. En ese sentido decía que “es importante que alguno de ellos, a partir de entonces, se coloque el sombrero negro”. El mismo es uno de los seis que integran el método atribuido al doctor Edward de Bono en su libro Seis sombreros para pensar.

En ese método, que es muy utilizado en la publicidad para diseñar diferentes piezas, el Sombrero negro tiene que ver con enjuiciamientos negativos y quién lo usa debe señalar lo que está mal y los motivos por lo que determinada pieza no puede funcionar en la campaña. Debe identificar peligros, riesgos y elementos negativos.

Durante mi trabajo en el Senado de la Nación, Ministerio del Interior, Yacimientos Carboníferos de Río Turbio, Cámara de Diputados de la Nación, campañas municipales y provinciales recuerdo siempre la carencia de asesores encargados de “identificar peligros, riesgos y elementos negativos”. Además son pocos los que logran comprender la importancia de alejarse del objeto de estudio y tienden a personalizar las criticas.

Casi en forma paralela hay una tendencia que se ha ido incrementando en la política argentina en que los candidatos “no descansan” en los especialistas y “socializan” todos los temas referidos a la comunicación. Lo último no quiere decir que no se debe testear la importancia de una pieza pero para ello existen otros métodos como los focus group con personas ajenas al círculo.

Hace unos meses participé de un Workshop en comunicación en la Universidad Austral y la experta Marcela Goldín lo mencionó cuando empezaba su exposición: “Hay una tendencia permanente en los clientes y es que todos creen que saben comunicar”.