lunes, 1 de agosto de 2011

Para entender a Del Sel desde qué significa Gorila


Como bien  recuerda Carlos Ullanosky en su libro Días de Radio y el sociólogo Lucas Rubinich: “Gorila” aparece hacia fines del primer peronismo. En el programa de radio La Revista Dislocada, de Délfor (Dicásolo) había un sketch en que se decía “Deben ser los gorilas, deben ser”.

“Gorila”, hacia fines del primer peronismo, tiene una productividad muy importante. Es un término que reafirma un lugar y descalifica al descalificador. El descalificador queda al descubierto como alguien que tiene una mirada no igualitaria, que no reconoce derechos, que tiene una mirada discriminatoria, explica Rubinich

Hoy leí una nota muy buena en La Nación titulada El gorilismo kirchnerista . Hacía mucho tiempo que no leía algo tan interesante vinculado con la “cultura oficial” vs la “cultura popular”. En la misma Jorge Fernández Diaz expone que el intelectual kirchnerista actúa con Miguel Del Sel como los antiperonistas lo hacen con el peronismo.

Los mejores párrafos son:

“El problema es que Miguel Del Sel es un grasa. Un verdadero artista plebeyo, un ídolo de los pobres, un partenaire de la aborrecida Susana. Un peronista elemental votado por humildes, descamisados y peronistas santafecinos enojados con Cristina Fernández, Carlos Zannini, La Cámpora, Carta Abierta, Canal 7 y otros gladiadores del soberbio y muy porteño gorilismo kirchnerista. Evita era una actriz grasa, e hizo desde el poder una opción única por sus grasitas”.

“El problema -insisto- es que Miguel Del Sel es un grasa. Si no lo fuera, los intelectuales oficiales no tendrían el estómago tan revuelto. Si la misma performance electoral la hubieran protagonizado Teresa Parodi, Nacha Guevara, Víctor Heredia o Fito Páez, todo sería tranquilizador. Los pensadores de la Biblioteca Nacional sienten que esos artistas son más respetables, no sólo porque son kirchneristas, sino porque resultan estéticamente digeribles, artísticamente salvables, políticamente correctos"

"Del Sel representa para ellos la barbarie, y en ese desprecio asoma la configuración del intelectual pequeño burgués de izquierda, que es gorila aunque diga lo contrario.”

“Ese tipo de mirada suele elaborar un "artista popular" a imagen y semejanza de la clase media que el intelectual representa, mientras que las clases bajas siguen a figuras realmente masivas y populares, por lo general incómodas y ajenas al gusto del público culto o biempensante. Estos intelectuales hablan en nombre de los pobres, pero no tienen la menor idea de cómo son ni cómo piensan.
Aquí hay una gran definición también”.

“El peronismo conoce a los pobres de verdad, la izquierda intelectual sólo los sospecha. Y sospecha mal. Es por eso que se espanta frente a la aparición de un artista grasa al que aman los humildes. Un tipo que no es Mercedes Sosa, pero que la imita con gracia para deleite de los descamisados del conurbano bonaerense”.
"Del Sel padece, es innegable, muchos defectos. El primero de todos es que no está preparado para gobernar. Aunque tiene razón cuando dice que si hubiera triunfado bajo el sello del Frente para la Victoria, hasta Aníbal Fernández andaría hoy saludando el arribo a la política de un hombre popular y honesto que trae alegría al pueblo. Del Sel no es brillante ni mucho menos, pero tiene un sentido común desconcertante en un escenario plagado de dogmas y discursos cristalizados".
"Parte de la tarea de un intelectual consiste en dejar el sentido común de lado para aventurarse en otros territorios del pensamiento. Ese saludable ejercicio académico contra el sentido común no puede ser traído a la arena política. Para operar sobre ella, el intelectual debe recomprender el sentido común perdido. De lo contrario, suceden acontecimientos como los de estos días, cuando algunos funcionarios tuvieron que salir a desautorizar a los intelectuales orgánicos, convertidos en verdaderas máquinas piantavotos. André Malraux declaró una vez: "El señor Jean Paul Sartre es un filósofo, pero en política es un adolescente".

2 comentarios:

  1. DEL SEEL MÁS QUE GRASITA, ES UN....PELOTUDO!!!

    ResponderEliminar
  2. Dicúlpeme don Fernando, pero Evita no hubiera dicho que las chicas se embarazan para cobrar la asignación,esa es una expresión gorila del gorila Del Sel, defendido en esta nota por el también gorila Fernández Diaz.

    ResponderEliminar

Comentarios y sugerencias