lunes, 30 de abril de 2012

Contradicciones del 1de mayo: periodistas españoles temen perder empleo


España no es Argentina y menos la argentina de Peròn y Evita en la que el trabajo dignificaba y era uno de los pilares màs importantes del movimiento.

Mañana se celebra un nuevo dìa del trabajador y seguramente, como ocurrió hace unos años en nuestro país, para España será uno de los días màs tristes de los últimos 10años.

Hoy muchos diarios del mundo publicaron que la desocupación en España alcanzó un récord histórico que roza los 5 millones de desempleados, en total 4.919.200 personas,o 21,29%. . Desde que se comenzó a medir la desocupación en una nueva serie en 1976, este es el dato más elevado por número de personas sin trabajo.

En el mundo periodístico una encuesta del Barometro Easyoress señaló que un 77 por ciento de los periodistas españoles ve precaria la situación laboral del sector.

El Barómetro Easypress.es arroja también otros datos preocupantes como que el 72 % considera que la credibilidad del periodismo "ha empeorado" en los últimos 10 años, por el 25 % que considera que "se mantiene más o menos igual que hace una década" y sólo un 4 % aprecia que la credibilidad de la profesión haya mejorado, se indica en un comunicado.

El clima de precariedad se traslada también a las expectativas laborales de los periodistas y así dos de cada tres profesionales (66 %) creen que su puesto de trabajo está en peligro y de éstos, un 47 % considera que podrían perderlo a medio plazo y un 19 % a corto plazo.

En cuanto a las expectativas sobre la profesión para los próximos dos años, un 78 % responde las ven "malas" (56 %) o "muy malas" (22%).

Respecto a la posible evolución de la profesión en los próximos años, la inmensa mayoría (79 %) considera que el periodismo camina "hacia la reducción del papel a favor de nuevos medios digitales", mientras que el 14 % augura que "el modelo no cambiará sustancialmente". El 7 por ciento restante apuesta directamente por la "desaparición del papel".

En relación a los medios digitales, la mayoría de los consultados (77 %) juzga que la credibilidad de estos soportes es la misma que en los medios tradicionales (prensa escrita, radio y televisión), siempre y cuando detrás haya profesionales.

Para elaborar el estudio, la plataforma Easypress.es se ha puesto en contacto con 685 periodistas de diferentes ciudades de España y ha tenido en cuenta una muestra de 400 cuestionarios completados, de los cuales el 94 % trabajan actualmente en el ámbito de la comunicación.

sábado, 7 de abril de 2012

La aprobación del relato k permitiría que se vote desde los 16 años


Hace algunas semanas los diputados Jorge Yoma y Diana Conti presentaron un proyecto de reforma electoral para que se pueda votar a partir de los 16 años. 

Y esta acción esta relacionada con que el kirchnerismo hace tiempo fue el único moviemiento que construyó un relato desde lo discursivo y apoyado en algunas acciones que cautivaron al público joven.

Por ejemplo el discurso nacionalista al cual recurrió el kirchnerismo frente a las grandes corporaciones empresariales y a organismos internacionales. En el primer grupo aparecen como máximo exponente Clarin y en el segundo el FMI.

El artículo de La Nación destaca los principales  fundamentos para por lo menos inteligente iniciativa de los diputados del Frente para la Victoria:

"Se evolucionó de la exigencia de tener 25 años y el voto calificado, a la actualmente vigente, del sufragio universal y el requisito de tener 18 años".

"De aprobarse esta iniciativa las estadísticas indican que, a partir de las elecciones legislativas de 2013, se incorporarían al padrón electoral alrededor de 1.500.000 jóvenes; unos 750.000 por cada año".


"Hoy los jóvenes de 16 años poseen un nivel de información que los habilita ampliamente para poder formar su opinión". 

En general el resto de los partidos lograron incorporar (como el kirchnerismo con La Cámpora) jóvenes en puesto partidario pero no más que eso.

No hay un discurso que haya enamorado a los jóvenes y será clave que los partidos trabajen en esa dirección.