domingo, 15 de julio de 2012

Moyano debería mostrar gestión y abandonar el discurso confrontativo


El líder de camioneros y Secretario General de la Confederación General del Trabajo (CGT), Hugo Moyano, ha manifestado su intención de participar políticamente en más de una oportunidad y en esa dirección sufrió criticas.

 Recientemente lo han denominado “un dirigente político de la oposición” en oposición a su antiguo rol de defensor de los intereses de los trabajadores. Ahora bien no se entiende porque una cosa no puede ser compatible con la otra.

El problema es que Moyano eligió un camino equivocado para posicionarse como una alternativa política. Desde lo comunicacional eligió el discurso de la confrontación que ha sido muy bueno para posicionarse como "en contra de” pero muy malo para mostrar lo bueno que ha realizado como líder de la CGT o como titular del Gremio de camioneros.

Las disputas con Aníbal Fernandez y la Presidente, Cristina Fernández de Kirchner, lo ayudar a generar buenos títulos pero no en su posicionamiento. Además el discurso de la confrontación al que mejor le ha quedado en los último años ha sido al kirchnerismo del que Moyano se alejó hace unos meses.

No es buena estrategia vencer con el mismo discurso. A mi entender si Moyano quiere ser candidato a algo deberá encarar una campaña donde muestre lo que hizo en camioneros, cómo mejoro sus salarios, los servicios que tiene su obra social, otro. Moyano debe interpelar al ciudadano no sindicalizado desde la comparación y un mensaje aspiracional del tipo: “vas a conseguir lo que tienen un camionero” . 

Usar testimonios en primera persona de trabajadores de su gremio contando y mostrando todo lo que consiguieron. El testimonio permite ver las expresiones de quién habla y son más creíbles que escuchar al propio Moyano. Esto lo hizo muy bien el Gobierno de la ciudad con “historias para creer”.

La mayoría de los encuestadores coincide que Moyano hoy no tiene una gran incidencia en el voto. “Su incidencia es entre nula y ninguna ”, afirma la socióloga Graciela Römer. Como otros de sus colegas, Römer remarca que “Moyano es una figura que ha levantado algunos puntos porque encarna un espacio vacío, aunque lo ha capitalizado relativamente”.Su gran problema, dice la consultora, es que “no puede atraer a importantes capas de sectores medios que son los que están afectando la caída de imagen de Cristina respecto del 54%”
 
Veremos que sucede en un tiempo. El camino discursivo elegido hasta ahora ha sido el equivocado y no lo ayuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios y sugerencias