sábado, 20 de julio de 2013

Las campañas de De Narváez y del kirchnerismo proponen lo mismo

Las campañas de Francisco De Narváez y el Frente para la Victoria piden lo mismo al votante: una decisión.

Ambas campañas, como se puede observar en sus spots y avisos, piden que el votante tome una decisión entre algo y le escapan los matices.



 La de De Narváez  interpela de manera directa con una elección entre “Ella o Vos”. Es decir no es compatible un ciudadano con Cristina Kirchner en el poder.  Hay que elegir entre dos sujetos: uno mismo o la Presidente de la Nación. Esa elección es necesaria para ponerle un límite.
  
En el caso del kirchnerismo también se le propone al votante que haga una elección. Bajo el slogan “En la vida hay que elegir”  se pide que el ciudadano decida pero en este caso es entre dos sentimientos como amor/odio  o actitudes como “pensar en el futuro o especular”.

Martín Mercado es el autor de la campaña del Frente para la Victoria aunque se espera la aparición de los spots televisivos que otra vez serían producción del cineasta Luis “Pucho” Mentasti.

La campaña Ella o vos fue elaborada por  Ramiro Agulla y generó mucha polémica en su momento.Se habló de censura y transgresión a la ley electoral

"El cuestionado aviso publicitario podría interpretarse en principio como acto de campaña electoral, al pretender colocar en este momento del año, a través de los medios de audio y televisión, en mente de los ciudadanos que deberán votar, la diferencia entre su persona –o su proyecto– y quienes ejercen el Gobierno nacional –léase ‘Ella o Vos’–, por ejemplo”, aseguró Servini de Cubría en su momento. 

sábado, 13 de julio de 2013

El votante de Massa: no cualquiera suma sin restar

La pregunta sobre quién es o será el votante de Sergio Massa es una incógnita que no se responde con las indicaciones de los jefes políticos y por ahora tampoco con las encuestas que se publicaron.


Los votos no son trasladables. Quizás en otros tiempos cuando predominaban los líderes carismáticos era más previsible que manifestaciones de jefes políticos fueran “palabra santa”. Hoy el votante puede elegir a Cristina Kirchner para presidente y Mauricio Macri para jefe de Gobierno de la ciudad. Por eso el votaría por Massa de Mauricio no es igual a lo que lo ocurrió durante las elecciones de 1958 cuando Perón mandó a votar por Frondizi. 

Más aún cuando del propio espacio de Massa sale a negar y marcar la cancha. Cuanto le suman a Massa los diputados que metió el PRO en la lista si desde el massismo, Dario Giustozzi, sale a decir que “no votaría por Macri porque tenemos pensamientos muydistintos". En los papeles los que le podrían sumar a Massa un votante distinto es el PRO (que es un partido con alguna identidad propia). El resto de los votantes los tiene que salir a disputar con el peronismo anti k que se había nucleado en Francisco De Narvaez y a tratar de explicarle al votante puro del kirchnerismo.

Quizás en el plano del sindicalismo(por su tendencia de “peronista de Perón y Evita”) si sea más trasladable la indicación del jefe hacia el afiliado. Así un afiliado al gremio de Luis Barrionuevo podría votar por Massa. “En provincia de Buenos Aires todos los gastronómicos y de la CGT Azul y Blanca votan a Massa y están trabajando para que gane", afirmó el dirigente sindical, en declaraciones a Radio 10 hace unos días.


La estrategia de indefinición y del “ni” del comienzo es muy difícil de llevar adelante con un  Kirchnerismo que del otro lado te expone permanentemente al blanco / negro con el slogan en la vida hay que elegir. Dicen que Sergio Massa, presentará su estrategia de publicidad el 22 de julio y está analizando si va a trabajar con las agencias Ernesto Savaglio o JWT, de Walter Thompson.

Massa sumó mucha gente . No hablemos de rejunte que fue la palabra utilizada para calificar a la oposición por parte del kirchnerismo. Es el termino que esta utilizando el kirchnerismo para reemplazar al alianza para la publicidad negativa.


En política uno más uno no es dos y no cualquiera puede sumar a dirigentes de varios lados sin restar. La estrategia que eligió el equipo de Massa hasta ahora fue más por el lo que no somos que por la definición propia. Luego de la diferenciación con el macrismo el martes pasado Dario Giustozzi también sumo su diferenciación con el kirchnerismo: “Ahora no somos una expresión intermedia. Somos una opción claramente opositora y ayer quedó claro", dijo.