sábado, 12 de julio de 2014

Publicidad negativa: de manual pero efectiva

En las acciones de comunicación política se suelen aprovechar ciertos eventos que son noticia para trabajar un ataque al adversario.  Suelen ser algo "de manual" pero muy efectivas. Otros, en cambio, muchas veces pierden las oportunidades.

Esta semana destacamos dos ejemplos. En la ciudad de Buenos Aires el equipo del presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, empapeló la capital  con afiches que celebraron la victoria de la Selección argentina de Fútbol en el Mundial Brasil 2014 y también le dieron aire a la disputa interna del oficialismo de cara al próximo año.

“No pasa naranja ¡Vamos Argentina!”, dicen los carteles que aparecieron pegados. La referencia a la “naranja”  se interpretó como un mensaje al gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, también precandidato en la interna del Frente para la Victoria, que eligió ese color para identificar su gestión.
El afiche finaliza con la firma “Julián Domínguez 2015″ y, a raíz de la fecha patria, en el cero se dibujó una escarapela.

Como señala Gustavo Santiago la publicidad negativa se lleva a cabo mediante la alusión (que busca mediante segundas intenciones descargar un ataque contra el adversario); la comparación ( que intenta revelar el contraste entre los méritos del candidato propio respecto del adversario) y el ataque frontal (dirigido hacia el adversario o hacia su partido político.

Por otro lado, en Salta realizaron un video que relaciona el apellido del arquero del seleccionado con el del candidato a Gobernador por Salta, Juan Carlos Romero. "Vamos Romero", "Cada día más cerca", "Vamos Romero", "Vamos Salta, Vamos Argentina" se pueden leer sobreimpresos en las imágenes de un Romero atajando los penales contra Holanda.

Nuevamente les recomiendo algunos viejos artículos en  http://bit.ly/SoFYzr  y  http://bit.ly/1k2Wlfy

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios y sugerencias