domingo, 24 de agosto de 2014

Carrió apocalíptica: "Se vienen momentos muy duros, se viene un desastre"

El diario Clarin publicó hoy una entrevista a Elisa Carrió en la que señala que será candidata a presidenta porque "no hay estrategia política y se vienen momentos muy duros, se viene un desastre".

Probablemente la peor Carrió sea la de los pronósticos y por eso la periodista le pregunta por qué tipo de desastre. La diputada dice: "La estrategia de Cristina es llevarnos a la guerra. Como viene el golpe inflacionario lo que ella hace es romper y manda al Congreso la ley de los holdouts para culpar a Estados Unidos, al juez Thomas Griesa, a los opositores y a los medios de comunicación independientes. Va a decir que hay un golpe y lo denunciará ante la Unasur y la OEA (Organización de Estados Americanos). Yo lo que estoy haciendo es avisarle a la OEA cuál es su estrategia" 

No es la primera vez que pasa. Para ello es preciso citar el artículo del Blog Mundo perverso. A continuación el resumen de las predicciones de Carrió: 

Febrero de 2002: "Estamos pariendo otro país. Pero los hombres no saben de partos"

Mayo 2003: "(...)todavía no estamos en el fin del régimen pero que dejamos lo peor del régimen, no estamos en el final pero dejamos lo peor en este largo parto doloroso, que yo decía hace dos años y que ahora estamos dejando lo peor. Vendrán algunos cimbronazos más, pero ya es un nuevo país y una nueva cultura que está construyéndose."

Diciembre 2003: "Me quieren liquidar"


Abril 2004: "ahora viene la pelea final en el PJ y habrá conflictos como los de 1975 y 1976 (...)Será duro, pero no hay que tener miedo, porque de allí saldrá una nueva dirigencia"



Abril 2004: “Vamos hacia una nueva contracción, es inevitable. Algo parecido al período 1973-1975. Se viene una lucha fuerte por el poder, de la que ”finalmente vamos a salir, aunque antes necesitamos algunas contracciones muy fuertes"



Junio 2004: "Vienen días muy difíciles, fruto de esta pelea colosal y brutal entre sectores internos del peronismo. Lo más grave es que Kirchner está construyendo su propia debilidad, golpeándose a sí mismo. Yo le pido serenidad, en este momento decisivo del país."



Agosto 2004: "Ocho meses antes dije que iba a caer De la Rúa y no me lo reconocieron; espero que ahora me reconozcan la crisis que vengo anunciando"



Junio 2005: "hay una crisis de gobernabilidad en vastos sectores del país (y el clima político) está muy enrarecido".






Mayo 2005: "Mussolini tuvo apoyo popular. El problema es que después todos los que lo apoyan son víctimas. Del fascismo uno sale cuando se da cuenta antes. Después no importa, ya es tarde" (Kirchner) "Es un pequeño Roca neofascista de final de régimen, que puede ser sumamente peligroso"

Junio 2005: "Yo sólo intento explicarle a la gente lo que viene, ese es mi deber, porque el fascismo es un mal que nos afecta desde hace demasiados años, y un día vamos a tener la marcha sobre Roma".

Julio 2005: "No necesitan tanto poder, pero no pueden vivir sin tanto poder. Esta es la enfermedad del final de los regímenes políticos en crisis."

Agosto 2005: “Vamos a vivir momentos difíciles producto de esa interna, de ese negocio que es el poder, de negocios enormes y turbios"

Abril 2006: "no salimos del largo parto doloroso. No pudimos construir un orden fundado en la palabra, en instituciones estables, en valores y en un desarrollo económico y cultural sostenido. Nos convertimos en un pueblo bárbaro. Kirchner es responsable de construir un desorden cada vez más violento."

Mayo 2006: "Este acto es el inicio de la destrucción de la hermandad uruguayo-argentina. Nuestro país tenía el papel de la moderación y el equilibrio, y lo tenía justamente porque es el país más grande. Ahora acá vamos a terminar como en la Guerra de la Triple Alianza, donde matamos a los paraguayos"





Mayo 2006: "Así como el Presidente se apropió de los derechos humanos diciendo: 'los derechos humanos son míos', ahora se apropia del 25 de Mayo y esto, lamentablemente, no termina bien para todos los argentinos"

Julio 2006: "Esta es la fase final de la destrucción de la República"

Julio 2006: "todavía es necesario seguir perseverando, el 2007 será un tránsito y la seguridad vendrá en 2011"

Octubre 2006: "en esta división, en este enfrentamiento, en este odio no podemos vivir treinta años más porque nuestros hijos van a matarse entre ellos de nuevo (...) Esto no incluye sólo el tema de los 70, sino que incluye los enfrentamientos con distintos sectores sociales, con los ganaderos, con la Iglesia, con los judíos"

Enero 2007:“siempre dije que era una gran mentira, que encandiló. En la primera etapa la mentira humilla. Es un atentado a la inteligencia de la condición humana; la mentira es grosera, así que creo que estamos en el tiempo de descuento de la mentira

Octubre 2007: "Si seguimos así, vamos a una recesión"

Diciembre 2007: "Se vienen días difíciles para el país, es necesario una oposición responsable"

Enero 2008: Este año se producirá "el conflicto gremial más grande de la historia argentina"

Febrero 2008: "lo que pasa en Junín, lo que pasa en San Pedro son puntitas, todavía no pasó en el conurbano. En marzo, se agudizará el problema con el inicio de las clases y de las paritarias. Todas estas son señales del conflicto en marzo"

Marzo 2008: "(..)les quiero decir a todos los que están manifestando que yo les agradezco en nombre de muchísima gente que demuestren su dignidad. Que se los agradecemos como argentinos que estén batallando por su dignidad, que no respondan a ningún acto de prepotencia, que dejen pasar a la gente y que si busca violencia Pablo Moyano es preferible una víctima del campo a responder a la provocación del gobierno. (Majul pregunta ¿tenés miedo de que pase algo serio de veras?) Sí, sí (...) es una pascua de liberación. Y eso uno lo ve a lo largo y ancho del país. Esta vez no va a ser como el 24 de marzo del '76; esta vez va a ser la paz."

Abril 2008: "No vienen tiempos fáciles"

Mayo 2008: Este proceso es distinto al 2001, es una crisis por exceso de poder, que está en los manuales de todos los pequeños tiranos. Como en la figura del parto, va a haber dolor y alegría”.

miércoles, 6 de agosto de 2014

Los límites de la comunicación política

En los últimos años la mayoría de los consultores políticos profundizaron la tesis de que “sin comunicación no hay gestión”. Es verdad que lo que no se comunica prácticamente no existe, pero sobredimensionar la comunicación en detrimento de la gestión se ha transformado en una debilidad para los políticos. Generalmente, los que más se preocuparon por comunicar en lugar de gestionar fueron los que más dificultades tuvieron para ser elegidos o reelegidos para gobernar un municipio, provincia o país.
En las elecciones legislativas la situación suele ser más accesible y se eligen políticos que puedan dar buenos debates de ideas y/o opinar sobre la coyuntura. Son dirigentes que la gente los elige para que estén en los medios de comunicación, sean concejales, legisladores, diputados o senadores pero les desconfían para ocupar puestos de gestión.
En la mayoría de los partidos de Argentina hay grandes comunicadores que han tenido dificultadas para ocupar cargos ejecutivos. Un ejemplo es el de Elisa Carrió, que se presentó para presidente en las elecciones de 2003, 2007 y 2011 perdiendo en todas las oportunidades. Sin embargo, a Carrió la gente la elige para los cargos legislativos y, dicen los productores, para que esté en la televisión porque da rating. Algo similar sucede con Fernando “Pino” Solanas, Margarita Stolbizer, Francisco De Naravez, entre otros. A ninguno les alcanzó la comunicación para ser elegidos para cargos ejecutivos.
En cambio, los que más críticas recibieron con respecto a su discurso han sido los que mejores posibilidades tuvieron a la hora de ser elegidos para gobernar. Daniel Scioli y Mauricio Macri fueron los políticos que más dardos o humoradas recibieron a lo largo de su carrera por su manera de expresarse. Pese a esto, han podido armar un equipo de gestión que generara hitos comunicables. Por mencionar algunos, el PRO logró transmitir muy bien logros como los subtes, el Metrobus, la Policía Metropolitana, el Teatro Colón, y asociarlos a la figura de Macri. En tanto, el equipo de Scioli, en su última campaña denominada Buenos Aires Activa, también enfocó a destacar la gestión del gobernador en temas como reclutamiento policial, parques industriales, secuestro de armas y drogas, unidades de pronta atención, escuelas técnicas, el Estadio Único, entre otras.
Si hoy analizamos a los candidatos presidenciales, las encuestas ubican en lo más alto a cinco políticos que han demostrado experiencia en gestión provincial y municipal: Hermes Binner en Santa Fe, Mauricio Macri en Capital Federal, Daniel Scioli en Buenos Aires, Julio Cobos en Mendoza y Sergio Massa en Tigre. Lejos de ellos se ubican los que han privilegiado ocupar cargos legislativos o ministeriales como Florencio Randazzo, Julián Dominguez o Ernesto Sanz.Randazzo es el que entendió que la gente lo que más valora de los políticos es que trabajen para que le solucionen los problemas diarios. En esa dirección apuntó a comunicar su tarea al frente de la política ferroviaria.
El caso de Sergio Uribarri y Juan Manuel Urtubey, gobernadores de Entre Ríos y Salta respectivamente, parecen ser una excepción. Son dos gestores que, pese a tener una presencia elevada en los medios, no han enfocado en comunicar logros de gestión sino en su pertenencia incondicional al espacio del kirchnerismo. Eso, hasta el momento, no ha servido para cautivar el electorado nacional y, en cambio, empiezan a tener algunos inconvenientes para renovar sus mandatos provinciales.
En resumen, los que lograron un equilibrio entre comunicación y gestión fueron los que ganaron la confianza de un electorado que, en los últimos años, reclama que los dirigentes puedan presentar hechos concretos de que han podido mejorar la vida a los ciudadanos. Los que han sobrecomunicado o han hecho poco ven reducidas sus posibilidades.